Muchas veces me consultan por la receta básica de arroz y aquí está. Esta receta es ideal para guarnición, aunque a veces con un toque de aceite de oliva y queso parmessano, ya es un platillo ideal para la noche. El método es por absorción, muy fácil de preparar y no tiene comparación con el arroz hervido que pierde todo su sabor y nutriente en la cocción.

Ingredientes

Arroz común, 1 tz

Ajo, 2

Laurel, 2 hojas

Aceite, 3 cdas

Agua caliente, 2 tz

Sal y Pimienta, a gusto

Para acompañar: Aceite de oliva y parmessano fresco rallado.

Procedimiento
Lavar bien el arroz, colarlo y dejar secar un rato.

En una cacerola echar los ajos machacados con el aceite y dejar perfumar sin quemar el ajo. Agregar el laurel y el arroz y saltear unos minutos hasta que comience a cambiar de color (notaremos que se pone áspero) .

Echar el agua hirviendo de golpe, salar y pimentar, mezclando bien y no revolver más.

Al hervir, bajar el fuego a mínimo y dejar cocinar alrededor de 10 minutos.

Cuando veamos la superficie, apagar y dejar unos minutos reposar.

Servir como guarnición o sólo con queso y aceite de oliva.