Esta receta típica del norte Italiano, es una versión de totilla pero algo diferente, combinando el sabor de las papas con el de la verdadera mortadela con las olivas negras.

Especial para cuando hace frío,  deliciosa para guarnición de una carne o plato único combinado con una ensaladota.

Ingredientes

Papas hervidas con cascara, 4

Mortadella boloñesa, 200 g

Crema de leche, 200 cc

Huevos, 3

Aceitunas negras, 200 g

Queso Reggianito, 100 g

Nuez moscada, a gusto

Sal y Pimienta negra, a gusto

Aceite de oliva, c/n

Procedimiento

Pelar las papas ya cocidas y cortarlas en rodajas finas.

Batir los huevos con la crema de leche y condimentar bien.

Rallar el queso.

Deshuesar las aceitunas y reservar.

En una tartera profunda untada con aceite de oliva, colocar una capa de papas, mortadela y una parte del batido. Espolvorear con queso y aceitunas de olivas.

Repetir esta operación al menos 3 veces.

Llevar a horno precalentado durante 15 a 20 minutos hasta que el huevo haya cuajado y dorado la superficie.

Servir acompañando de un buen bife de entrecot o con una ensalada fresca de hojas verdes.