Cuando comienzan los fríos, quién no piensa en una polenta cremosa con tuco ¡Muchos , yo diría que es uno de los platos por asociación que nadie puede perdérselo. Aquí te presento una combinación diferente, con mariscos y sabe realmente muy bien. Además, tiene la particularidad que no hace falta que haga demasiado frío para consumirla. Una combinación increíble, mucho más liviana y con mucho sabor.

Ingredientes

Polenta, 1 tz

Caldo, 3 tz

Laurel, unas hojas

Sal y Pimienta negra, a gusto

Cebollas, 1

Mix de mariscos (mejillones, berberechos, callos, camarones)

Vino blanco, 1 copita,

Tomates maduros, 4

Manteca, 2 cdas

Ciboulette picado, unas ramillas

Procedimiento
Hervir el caldo condimentado con sal, pimienta y laurel y echar en forma de lluvia la polenta revolviendo constantemente.

Hervir un minuto hasta que esté a punto y cremosa.

Reservar.

Por otro lado lavar bien los mariscos con agua fría.

Escurrir y reservar.

Lavar y cubetear los tomates quitándoles las semillas. Reservar.

Pelar y picar bien la cebolla y saltearlas en aceite de oliva.

Añadir los mariscos y saltear unos minutos a fuego vivo.

Por ultimo incorporar los tomates y saltear apenas. Mojar con el vino blanco y dejar reducir.

Condimentar bien y agregar una nuez de manteca para darle sostén y brillo.

Servir la polenta, sobre la salsa de mariscos y por ultimo espolvorear con el ciboulette, servir inmediatamente.