Una sopa interesante, proteica y muy, muy sabrosa. A base de Garbanzos cocidos y con el toque de puerros, especial para días invernales y comenzar una buena comida.

Notas simples, sabores definidos, aromas intensos.

Ingredientes (P/4)

Garbanzos cocidos, 2 tz

Caldo de vegetales, 2 tz

Diente de ajo, 1

Puerros, 3

Aceite de oliva, 3 cdas

Sal y pimienta, a gusto

Queso vegano o semillas de girasol tostadas, 3 cdas

Procedimiento
Hidratar los garbanzos durante 12 hs cambiando varias veces el agua de remojo.

Poner a cocinar con un ajo y una hoja de laurel hasta que estén tiernos. Dejar enfriar en el agua de cocción.

Licuar con caldo de vegetales, el ajo  sin brote, y un toque de sal y pimienta.

Llevar a hervir para reducir hasta encontrar la espesura que a uno le guste.

Por otro lado lavar bien los puerros y cortarlos en juliana fina. Volver a enjuagarlos.

En una sartén con un toque de oliva, sofreírlos hasta que estén tiernos y un poco dorados.

Una vez reducido el caldo, servir la sopa, espolvorear con el queso vegano y una cucharada generosa de puerros salteados.