El omelette a pesar que los franceses se lo atribuyen, es más antiguo y proviene del antiguo imperio persa, aquí en América, la cultura incaica ya se sabía que lo elaboraban llamándolo tortilla de huevos. A pesar, que el más famoso es relleno de jamón y queso, aquí propongo uno diferente y muy sabroso, con cebollas caramelizadas y arvejas… combinado con una ensalada, es una comida rápida, nutritiva y sobre todo al toque. Ingredientes (Para 2) Huevos, 4 Leche, 2 o 3 cdas Arvejas, ½ paq Cebollas, 3 Aceite de oliva, c/n Jamón cocido, 2 fetas Queso barra, 2 fetas Sal y Pimienta negra, a gusto Procedimiento Pelar y cortar en pluma fina las cebollas. Dorarlas en aceite de oliva hasta que estén cocidas y caramelizadas. Cortar en tiras finas el jamón y añadirlo a la preparación. Añadir las arvejas  y saltear unos minutos. Salar y pimentar. Reservar. Batir 2 huevos con la leche, condimentar y precalentar una sartén con aceite de oliva. Echar los huevos batidos y bajar el fuego. Cocinar el omelette hasta que comience a sellar y volcar la preparación en una de sus mitades. Agregar el queso en barra y doblar. Dejar cocinar hasta el punto deseado y servir. Acompañar con una ensaladota fresca.